Tratamiento para la Alopecia Nerviosa, ¿tiene solución?

No todos los tipos de alopecia son iguales, de hecho, cada persona necesita un proceso de recuperación capilar personalizado, que se adapte por completo a sus características. eE el caso del tratamiento para la alopecia nerviosa, la solución debe ir más allá del propio implante, con el objetivo de garantizar al paciente un resultado permanente.

En Castellana Clinic llevamos a cabo implantes capilares mediante técnica FUE, favoreciendo el crecimiento capilar a partir de folículos provenientes del propio paciente.

¿Qué es la alopecia nerviosa?

Lo que conocemos como alopecia nerviosa es un tipo de calvicie provocada por nerviosismo, estrés o ansiedad. En estos casos el motivo de la caída capilar no tiene su origen en un motivo físico, como sí ocurre por ejemplo en la alopecia cicatricial, sino que son causas psicológicas las que van a motivar el debilitamiento y posterior caída del cabello.

Se calcula que en situación de estrés, hasta un 70 % de los folículos de una persona se pueden ver afectados en mayor o menor medida, por eso es importante controlar la reacción de nuestro cabello, siempre que estemos atravesando un episodio de este tipo.

Causas y tratamiento para la alopecia nerviosa

Las causas de la aparición de la alopecia nerviosa tiene que ver con los episodios de estrés, nerviosismo o ansiedad. Los factores psicológicos siempre afectan al cabello, en períodos en los que atravesamos situaciones que nos generan ansiedad, el folículo se va a ver afectado de una manera negativa, especialmente si estos períodos se prolongan en el tiempo.

El tratamiento para la alopecia nerviosa debe partir del plano psicológico. De nada sirve llevar a cabo un tratamiento de recuperación capilar, si el paciente sigue padeciendo episodios que van a impedir el crecimiento del trasplante. Por lo tanto, es muy importante que los accesos de nerviosismo y ansiedad desaparezcan, con el objetivo de que estos estados de ánimo no interfieran con el crecimiento del cabello.

Evitar la ansiedad y el estrés es fundamental para cualquier persona, este tipo de sensaciones van a provocar una serie de reacciones nocivas para nuestro organismo, de cara al crecimiento capilar, lo primero que debes hacer si sufres un caso de alopecia nerviosa es consultar con un especialista.

Una vez se han atenuado los síntomas, es posible llevar a cabo un tratamiento en el que se recuperen los folículos que han sido dañados durante los episodios de ansiedad. La técnica FUE es uno de los métodos de recuperación folicular más eficaces en la actualidad. El proceso consiste en seleccionar folículos de zonas sanas y reimplantarlos en aquellas partes del cuero cabelludo que presentan una despoblación evidente.

Tratamiento para alopecia nerviosa en mujeres

El proceso de alopecia nerviosa en mujeres se puede tratar mediante técnica FUE. Existe la posibilidad de llevar a cabo un reimplante folicular sin necesidad de rapado. Es cierto que el proceso de rapado capilar puede resultar traumático en mujeres, por eso se ha desarrollado un método en el que se pueden seleccionar folículos sanos y reimplantarlos, sin necesidad de cortar el cabello.

Existen además otras soluciones para combatir la alopecia nerviosa. La aplicación de láser, por ejemplo, ayuda a estimular el riego sanguíneo en aquellas zonas que han sido afectadas. El tratamiento para la alopecia nerviosa basada en el láser consigue estimular el riego sanguíneo, y por lo tanto, el cabello recibe una serie de nutrientes que son los que le van a ayudar a crecer con normalidad.

El láser capilar se aplica en varias sesiones, en la mayoría de los casos se consigue recuperar un folículo que se ha miniaturizado, y por lo tanto ha perdido la capacidad de desarrollarse.

También existen soluciones farmacológicas para el crecimiento del cabello ante casos de alopecia nerviosa. productos como el Minoxidil permiten llegar al centro del folículo y aumentar su tamaño, mediante un estímulo en los nutrientes que adquiere desde el cuero cabelludo.

Tratamientos para alopecia nerviosa en niños

En el caso de la alopecia nerviosa en menores, también existen tratamientos específicos, pero es necesario evaluar cada caso personalmente. Un menor sometido a situaciones de estrés también puede padecer una caída de cabello prematura, al igual que en los casos que afectan a los adultos, existen factores psicológicos que pueden llegar a dañar el cabello provocando su caída.

En Castellana Clinic desarrollamos varios tratamientos de recuperación capilar no invasiva orientada a pacientes de corta edad, en cualquier caso, es importante señalar que todo tratamiento debe partir de una terapia psicológica, capaz de eliminar los niveles de estrés del paciente. Esto no solo es importante para la salud del menor, además es imprescindible de cara al posible tratamiento y su mantenimiento a largo plazo.

Casos de tricotilomanía por estrés y ansiedad

En algunos casos, la alopecia nerviosa no produce un debilitamiento folicular, cuya consecuencia es la caída del cabello, en ocasiones el paciente adquiere una dolencia conocida como tricotilomanía, basada en la agresión del propio paciente hacia su cabello, llegando a arrancarlo de manera consciente o inconsciente. Este tipo de agresión provocada por cuestiones psicológicas debilitan el cabello de inmediato y favorecen su caída, además, en los casos más graves el folículo sufre un daño tan profundo que no puede regenerarse.

Ante un caso de tricotilomanía también se puede actuar, ya sea mediante tratamientos que estimulen el crecimiento del cabello mediante el riego sanguíneo, o mediante un trasplante directo seleccionando los folículos sanos.

Es importante, antes de llevar a cabo cualquier tratamiento de este tipo, que el paciente haya superado estos episodios.

Tratamiento para la alopecia nerviosa en Castellana Clinic

En Castellana Clinic trabajamos con todo tipo de soluciones para diferentes casos de alopecia. Nuestro trabajo comienza con un exhaustivo análisis del paciente, con el objetivo de determinar cuáles han sido las causas que han provocado la caída del cabello, y cuál va a ser el tratamiento adecuado para su recuperación. Todo tratamiento es evaluado durante el proceso postoperatorio, para comprobar que el folículo se ha recuperado y se desarrolla con normalidad.