Descripción de la cirugía

La técnica FUE (Extracción Unidad Folicular – en inglés) se basa en la obtención de folículos capilares de donantes con ciertas características indispensables para que el resultado que se busca sea favorable y exitoso. Estas características implican que el cabello del donante sea de contextura fuerte y sana, y que el matiz del color y la textura del cabello sean similares al del paciente que va a recibir el injerto para así lograr una impresión natural luego del proceso.

foliculos

Una vez que el especialista haya logrado el laborioso proceso de extraer la cantidad de folículos necesarios para cubrir la zona afectada en el paciente, entonces el proceso de trasplante capilar continuará en el cuero cabelludo del interesado en recuperar la salud capilar. Recordamos que esta intervención no requiere de anestesia total, con anestesia local será suficiente, y posee bajo riego de complicación.

La primera etapa se basa en la extracción de los folículos necesarios del cuero cabelludo del donante. La zona de donde retiraremos los folículos debe estar rapada a 1mm, la extracción de las unidades foliculares se realizaran con incisiones con una profundidad que rondará entre 0.75 y 0.9mm, de corte circular y paralelo que aísla cuidadosamente la unidad folicular sin dañarla; a continuación, con pinzas muy finas se hará la extracción de los folículos cuidadosamente. Estas incisiones dejan pequeñas heridas circulares que sanan y cicatrizan rápidamente, recuperándose fácilmente y sin encerrar riesgo de lesión neurovascular. Puede tener sangrado pero será muy escaso debido a la técnica de tumescencia y al control de penetración.

A medida que estos folículos se extraen, se los clasifica según la cantidad de pelos que contengan cada uno (que pueden ser desde 1 y hasta 4 pelos en cada folículo), y se los coloca en placas de Petri bañadas con una fórmula soluble de aditivos especiales que se mantiene a baja temperatura y el cual preservará la supervivencia del cabello hasta el momento de su colocación en el nuevo poro capilar.

Para colocar el folículo se utilizara un instrumento llamado Implanter, que se trata de una aguja fina la cual crea una micro-incisión con cierta densidad, patrón y el ángulo para lograr un modelo realista y natural. El Implanter genera la incisión y la colocación del folículo en el mismo movimiento, evitando así el uso de pinzas u otras herramientas que pueden llegar a dañar al paciente o incluso al folículo, controlando la profundidad y garantizando la supervivencia del folículo y su crecimiento posterior.

Una vez finalizado el procedimiento no será necesario que se vende la zona afectada, ni la del donante ni la del paciente receptor del tratamiento. Lo más importante en este tratamiento resulta el cuidado que debe dársele al folículo capilar para evitar dañarlo, así se garantiza que el tratamiento sea exitoso y que el cabello crecerá con curso natural. Estos procedimientos resultan exitosos tanto en hombres como en mujeres, y se realizan en caso de que otro tratamiento no sea factible para recuperar la vitalidad capilar, es la alternativa ideal implementada en la actualidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies