Diferencias entre alopecia cicatricial y no cicatricial

ALOPECIA CICATRICIAL

Vamos a entender las Diferencias entre alopecia cicatricial y no cicatricial comenzando por definir las dos patologías:

La alopecia cicatricial es una pérdida de cabello que es consecuencia de la destrucción o de la malformación de los folículos pilosos, donde se sustituye la estructura folicular por tejido fibroso, también denominado por tejido cicatricial. No es algo común entre paciente que padecen de algún tipo de alopecia, se estima que solo se ve en un 3% de pacientes y puede afectar tanto a hombres como a mujeres, jóvenes y mayores, sin discriminación.

Este tipo de alopecia puede presentarse de diferentes maneras, entre ellas puede ser de forma imperceptible, el cabello se va perdiendo de manera gradual pasando desapercibidamente por largo tiempo; por otro lado, puede ser doloroso para el afectado, sufriendo ardor y mostrándose visible rápidamente por la progresividad en que presenta.

La alopecia cicatricial se manifiesta con parches pérdida de pelo, la destrucción del folículo es por debajo del cuero cabelludo, y pueden presentar descamación, enrojecimiento, ampollas de líquido o pus, y disminución o aumento de la pigmentación en la zona que lo afecta. El profesional, ante estos síntomas, deberá realizar una biopsia bajo microscopio para poder determinar que se trata de dicha alopecia y no de otra.

Se pueden agrupan en dos tipos de alopecia cicatricial, una de ellas se denomina primaria y la otra es secundaria. En la primaria se ve como la alopecia esta relacionada a la destrucción de las glándulas sebáceas y de las células madre ubicadas en la base de los folículos capilares, mientras que las causas secundarias dependen de factores externos como por ejemplo ocurre cuando la cabeza sufre quemaduras, post radioterapia, infecciones, post cirugías o tricotilomanía, entre otras opciones posibles.

Este tipo de alopecia es irreversible y su tratamiento puede implicar la ingesta de antibióticos si es que el paciente padece de inflamación y una vez que esa fase comienza a menguar, donde el cabello deja de caer por un tiempo determinado, entonces recién ahí podrá extirparse la zona dañada para trasplantar folículos capilares tomados de zonas no afectadas de la cabeza. No hay más opciones de tratamientos en este caso particular.

En el caso de la alopecia no cicatricial, el folículo hermane con vida, a menos que este proceso se prolongue por períodos de tiempo demasiado extensos. No llega a su destrucción total sino que tiene chance de recuperar su estructura folicular mediante la estimulación. Existen diferentes tipos de tratamientos para curar esta forma de caída capilar, aunque también está la posibilidad curarse espontáneamente.

La alopecia no cicatricial es la más común en el ámbito de los tratamientos capilares, y se pueden clasificar de diversas maneras dependiendo de las características que la alopecia del paciente presente visualmente y mediante estudios específicos realizados por el médico especialista. Las causantes más comunes son reconocidas como alopecia androgénica, el efluvio telógeno, la alopecia areata, la traumática, la tiña del cuero cabelludo, por herencia genética, por ingesta de medicamentos o drogas, o por enfermedades sistémicas.

En este caso hay diferentes maneras de recuperar la salud capilar, ya que puede ser con fármacos específicos o con trasplante capilar consulte aquí.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies