Manejo con PRP

Las siglas PRP significan “Plasma Rico en Plaquetas”, e implica una terapia celular que hoy en día resulta el último avance en tecnología para el trasplante capilar. Las plaquetas se encuentran en nuestra sangre son los agentes encargados de curar los organismos del cuerpo, y mediante un proceso de centrifugado de una muestra de sangre del paciente se podrá aislar estas plaquetas junto activos de los factores de crecimiento para producir mejoras en un trasplante de cabello.

Plasma Rico en Plaquetas

Entre las posibles mejoras que podrán percibirse luego de un trasplante a través del manejo con PRP se destacarán la rapidez con la que el paciente comienza a ver los resultados positivos, ya que se mantendrán activos los factores de crecimiento que no solo le darán la fortaleza suficiente al folículo para evitar la caída temporal que el paciente sufrirá los primeros meses luego de la cirugía, sino que también ayudará el sangrado y la formación de hematomas posibles durante la intervención.

Las defensas que las plaquetas contienen en su composición ayudarán a la rápida cicatrización tanto en la zona donante como en la receptiva, y a su vez incrementa y acelera en cantidad de porcentaje en el crecimiento del pelo injertado. Lo que destaca por sobre todo la utilización del manejo con PRP es en la velocidad con la que el cliente podrá apreciar los resultados, siendo esto más veloz que los procesados comúnmente.

Sus activos también pueden aportar nutrientes necesarios al cabello para engrosarlo y fortalecerlo, incluso esos cabellos latentes, y detendrá la velocidad de la caída capilar y retrasa la pérdida de cabello. Este proceso se descubre por laboratorios de cosmética cuando éstos buscaban técnicas para acabar con el envejecimiento tanto capilar como dermatológico.

Se estima que para obtener resultados beneficiosos para el paciente, deberán hacerse alrededor de tres aplicaciones de PRP en tres sesiones mensuales (o sea, una por mes). Una vez centrifugada la extracción de sangre del paciente y aisladas las plaquetas, se le agregarán minerales que activarán los factores de crecimiento a liberar, y en cada sesión se inyectarán estas plaquetas directamente sobre la zona afectada a trabajar.

Antes de utilizarse este manejo con trasplante capilares se utilizó en medicina estética, como en la cirugía plástica para acelerar la cicatrización y la curación de heridas, la desaparición de hematomas como algunas intervenciones revelan (como es el caso del lifting facial). Como vemos, este tratamiento celular no sólo aportará beneficios a nivel capilar, sino que el cuerpo los administra de diferentes formas, y todas son provechosas.

Es fundamental que este procedimiento sea realizado por un especialista experimentado en el tema, un buen manejo del plasma rico en plaquetas dará lugar a la formación de nuevos vasos sanguíneos, así como también a la reactivación de funciones anabólicas celulares, aumentando la producción natural de colágeno y elastina, activando la matriz celular y produciendo células nuevas, y hasta acelerando la reparación ósea.

Todas las innovaciones en tecnología destinadas al cuidado capilar logran mayor adherencia del paciente al tratamiento, buscando brindar la contención que éste necesita.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies