PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cuál es el precio de un implante capilar?

El precio del injerto capilar es variable. Cada clínica establece sus propios precios, pero el total depende de varias variables, como la cantidad de unidades foliculares a implantar, si se opera por un técnico o un cirujano, el material quirúrgico, las instalaciones, etc. En Castellana Clinic, todos los injertos se realizan personalmente por el Dr. Andrade (reconocido por la Sociedad Española de Cirugía Cosmética & International Society of Hair Restoration Surgery). El Dr. Andrade lleva a cabo una exhaustiva exploración de tu caso para determinar el tratamiento más adecuado y, en caso de precisar un injerto mediante técnica FUE, te proporcionamos un presupuesto personalizado. Contacta con Castellana Clinic.

¿Por qué existe una diferencia de precios?

EXPERIENCIA 

Lo mas primordial es quien nos va a operar, el cirujano en el que vamos a confiar, la experiencia que tenga y sus conocimientos.

ZONA

También va a depender mucho de nuestra zona donante o del número de unidades que haya que injertar. Para ello la primera consulta es fundamental ya que es ahí donde se determinan todas las directrices a seguir.

GRAFS

Otra variable a la hora de dar un presupuesto son las unidades foliculares a injertar. Esto lo calculará nuestro especialista en la primera consulta con un estudio personalizado del paciente.

Si siempre y cuando el paciente reúna dos condiciones básicas:

  • Que no exista una enfermedad general o cutánea que contraindique la cirugía.
  • Que la zona donante del paciente tenga suficiente superficie y densidad para abastecer a la zona receptora.

Factores que influyen en los candidatos:

  • Edad: El ideal es no operar a pacientes demasiado jóvenes, ya que no podemos cuantificar cuánto pelo van a perder.
  • Sexo: La pérdida de cabello suele ser localizada en el hombre, mientras que en la mujer suele ser difusa.
  • Extensión de la pérdida capilar: A mayor estabilización de la pérdida capilar, mejor resultado, ya que estaremos seguros de colocar el pelo en las áreas correctas.
  • Densidad: A mayor densidad en zona donante, mayor número de unidades foliculares pueden ser trasplantadas. Pacientes con densidades menores a 50 unidades foliculares por cm2 son malos candidatos.
  • Tipo de pelo: Un pelo grueso y con gran cantidad de melanina dará una mayor densidad y lucirá mejor después de un trasplante. El pelo rizado también dará mayor apariencia de densidad que uno liso.

El número de folículos (GRAFS) que necesita un paciente depende de varios factores:

  • Del tamaño de la zona alopécica (zona receptora).
  • De las características de la zona donante (grosor del pelo, y densidad de cabello que es el número de Ufs. Por cm2).
  • De las expectativas que tenga el paciente.

El estudio se realiza según unas tablas que existen (Norwood-Hamilton para hombres y escala de Ludwin y Savin para mujeres). Por todo ello es necesario acudir a la consulta informativa para llegar a un adecuado diagnóstico.

El postoperatorio de nuestros pacientes dependerá de la forma atraumática del procedimiento, y de una extracción adecuada.
En la técnica FUE al tratarse de una cirugía menor no hay prácticamente molestias post-operatorias.
A diferencia de la técnica de la tira donde hay que realizar una profunda incisión y extraer una tira de piel, con posterior sutura de los bordes quirúrgicos; en la técnica FUE, no hay incisión quirúrgica, ni sutura, por lo que desaparecen las molestias postoperatorias y el paciente al día siguiente puede hacer su vida normal.
¿Quieres saber cuál es la diferencia entre la técnica FUE y FUSS?
A continuación le explicamos los consejos que entregamos a nuestros pacientes tras una intervención con técnica FUE.
INSTRUCCIONES DE POST-OPERATORIO:

  • 1º Tome una comida o cena suave y fácil de masticar después de la intervención.
  • 2º No tome ninguna bebida alcohólica durante 5 días después del procedimiento.
  • 3º No tome aspirinas o ningún medicamento que contenga ácido acetilsalicílico.
  • 4º No tome ningún suplemento vitamínico.
  • 5º Tome sólo la medicación recomendada por CASTELLANA CLINIC siempre tras las comidas.
  • 6º Relájese durante el resto del día, tras la intervención.
  • 7º En ningún caso deberá rascarse o tocarse las pequeñas costritas (si las hubiere) en la zona donante o receptora.
  • 8º Es muy importante mantener el cuero cabelludo libre de gérmenes que estén en sus manos o uñas.

Sí, para esto utilizaremos la técnica “whith out shape” con o sin cabello largo, siendo esta la técnica más indetectable.

La zona trasplantada estará muy sana y limpia, a los 2-3 días nosotros nos encargamos de lavar su cabello y garantizar que el aspecto general es como si el pelo siempre hubiese estado allí.

Existen varias formas de determinar cuántas unidades foliculares se necesitan para llenar una zona de alopecia , en la consulta médica se explicara como se obtiene esta cifra aproximada.

Normalmente es aconsejable como mínimo esperar para una segunda cirugía 6 meses después de la primera.

El procedimiento se realiza utilizando anestesia local.
Una vez que la zona está anestesiada, no se experimenta ningún dolor o molestia durante el procedimiento.

Con las técnicas modernas, muchas mujeres con pérdida de cabello son ahora candidatas para el procedimiento.
Los factores más importantes son la relación área donante / receptora a largo plazo y las expectativas del resultado quirúrgico del paciente.

Pasadas 3-4 semanas desde la intervención, la mayoría de los pacientes sufren una caída del pelo trasplantado debido al estrés sufrido por el organismo durante la operación.

Este mismo estrés puede causar incluso que otros pelos de nuestro cuero cabelludo que no hayan sido trasplantados, también se caigan. Todo esto provoca el pánico en muchas personas, que piensan que la operación ha fracasado y que todo el esfuerzo y la espera ha sido en vano porque el pelo trasplantado, pasado un mes, se cae.

No hay razón para preocuparse, se trata de un fenómeno perfectamente normal. La causa de esta caída es que el folículo que ha sido trasplantado ha entrado en fase de reposo (telógena), que siguiendo el ciclo natural de crecimiento del pelo se produce previamente a la fase de crecimiento (anágena).

El humo del cigarrillo afecta en forma directa el crecimiento de los foliculos.
Es aconsejable abstenerse de fumar 1 semana antes y 2 o 3 semanas después del procedimiento.

Normalmente se puede volver al trabajo al 2-3 día ya que con el método utilizado la inflamación o los efectos secundarios son muy mínimos.
Todo dependerá de la actividad a la que nos dediquemos, pero en general mientras no se realicen actividades físicas muy fuertes , el regreso al trabajo es muy rápido.