El agujero parietal es una hendidura que puede tener un tamaño diverso, provocada por una deficiencia en la sutura del hueso parietal durante la formación del feto. El diagnóstico del agujero parietal es, hoy en día, prematura, debido a que se puede detectar durante el embarazo, el paciente deberá seguir una serie de recomendaciones, para que esta deficiencia en el desarrollo del hueso parietal no tenga consecuencias negativas en su vida diaria.

¿Qué es el agujero parietal?

Un agujero parietal es un defecto congénito generado en la zona del cráneo en la que se ubica el hueso parietal. Los huesos que forman la parte superior del cráneo se desarrollan hasta formar una estructura ósea consistente y completa, sin embargo, en algunos casos este desarrollo no se completa, quedando una zona privada de protección ósea. A este caso en el que el cráneo no se ha desarrollado completamente es a lo que llamamos agujero parietal.

Desde el punto de vista capilar, la zona afectada puede tener problemas de crecimiento capilar. El cuero cabelludo puede no ser apto como para garantizar el desarrollo del folículo, y por tanto, el cabello no consigue desarrollar un ciclo completo. En algunos casos sí es posible llevar a cabo un tratamiento capilar lo suficientemente eficaz, como para lograr que el cabello vuelva a crecer en zonas afectadas por un agujero parietal.

Tratamientos para casos de agujero parietal

Los agujeros parietales son un defecto morfoestructural que afecta a la zona superior del cráneo. En la actualidad, en la mayoría de los casos se opta por tratamientos conservadores, es decir, soluciones en las que se proteja la zona, evitando cirugías invasivas.

En este sentido, se suelen utilizar órtesis, con dispositivos externos que sirven como protección primaria para proteger la estructura del cráneo. En cualquier caso, la mayoría de pacientes no precisa de este tipo de implantes.

Para casos en los que el agujero parietal alcanza un gran diámetro, o en pacientes en los que se producen epilepsias, sí existe una cirugía específica, con la que se consigue subsanar en gran medida el agujero craneal, logrando buenos resultados en la mayoría de los casos.

Es importante precisar que la mayoría de pacientes que presentan agujeros parietales no necesitan seguir tratamientos específicos, y pueden llevar a cabo sus rutinas con normalidad, aunque es recomendable que se sometan a revisiones periódicas, en las que se compruebe el estado de la zona afectada.

¿Por qué se generan los agujeros parietales?

Un agujero craneal es un defecto de osificación. Durante el desarrollo del feto, todos los huesos que forman parte de nuestro organismo se desarrollan, por tanto, durante las fases de gestación, la estructura ósea que forma nuestro cuerpo avanza hasta generar una estructura completa.

En el caso específico del cráneo, este desarrollo parte de la zona baja, y se desarrolla durante semanas, avanzando hasta la zona alta del cráneo, que es la última en completarse. De hecho, la última fase del desarrollo del cráneo se lleva a cabo en momentos posteriores al nacimiento. La fontanela posterior se cierra a los dos meses aproximadamente, mientras que la fontanela anterior se completa entre los 9 y los 18 meses de edad. Por tanto, el desarrollo craneal es un proceso largo y complejo, si lo comparamos con la formación ósea de otras partes del cuerpo.

En algunos casos, este proceso de formación no se lleva a cabo de forma completa. El cráneo está formado por diferentes huesos, cada una de estas formaciones óseas se cierra en función de huesos craneales anexos, generando una estructura convexa, que será la que forme el cráneo, sin embargo, en ocasiones esta sutura entre los huesos del cráneo no se da de forma completa. Esta deficiencia en el desarrollo de la estructura ósea es la que puede generar agujeros craneales en la zona parietal.

Tratamientos capilares en pacientes con agujero parietal

Las personas que presentan casos relacionados con el agujero parietal pueden tener problemas de crecimiento capilar en la zona afectada. Un paciente con casos de este tipo sí que va a presentar un cuero cabelludo con la suficiente consistencia como para someterse a un procedimiento capilar, sin embargo, será imprescindible que el especialista lleve a cabo un estudio previo, en el que determine si es posible llevar a cabo un injerto.

La falta de una formación ósea subyacente en la zona a tratar, puede ser un riesgo de cara a la salud del paciente. Tanto la técnica FUE como cualquier otro procedimiento que conlleve un injerto, van a requerir de un contacto continuo que sirva para trasplantar el cabello seleccionado con folículos sanos, y reimplantarlo en las zonas despobladas, si este proceso implica un mínimo riesgo para el paciente, será recomendable optar por otros métodos de recuperación capilar.

El médico capilar deberá por tanto evaluar la zona, y consultar el historial del paciente para comprobar hasta qué punto sería recomendable llevar a cabo el injerto. En el caso de no ser posible, existen otras soluciones en las que no es necesario el trasplante por contacto.

El láser capilar permite estimular el riego sanguíneo a lo largo del cuero cabelludo. El objetivo es que sea el propio riego sanguíneo lo que alimente al folículo, y que por tanto su raíz reciba los nutrientes necesarios para desarrollarse. Esta solución también se puede llevar a cabo mediante soluciones farmacológicas.

Mediante la toma de medicamentos específicos, conseguimos que la raíz del cabello se fortalezca, evitando su caída prematura y su debilitamiento.

Tratamientos de recuperación capilar en Castellana Clinic

En Castellana Clinic llevamos a cabo diferentes tratamientos orientados a la recuperación capilar. Para pacientes que presentan agujero parietal o casos similares, disponemos de soluciones específicas, en las que aplicamos tratamientos personalizados, con los que conseguimos recuperar el crecimiento habitual del cabello, mientras respetamos la zona en la que no se ha completado la estructura ósea.

Si quieres saber más acerca de este tipo de tratamientos, en Castellana Clinic te ofrecemos toda la información que necesitas.

Deja una respuesta