Cómo se trabaja sobre la zona donante durante la extracción folicular

Menopausia y alopecia, una solución eficaz para la recuperación capilar
10/09/2020
La función de los andrógenos y su influencia como causa de la alopecia
21/09/2020
Mostrar todo
Cómo se trabaja sobre la zona donante durante la extracción folicular

Cuando analizamos el proceso que realizamos durante la técnica FUE para la recuperación folicular, habitualmente nos centramos en el proceso de reimplante sobre las zonas que presentan principio de despoblación, sin embargo, la fase previa, en la que trabajamos sobre la zona donante es fundamental para que el proceso tenga éxito. Si el paciente dispone de una zona donante poblada, suficiente como para extraer los folículos sanos necesarios, el proceso será mucho más sencillo y el resultado, natural.

¿Qué es la zona donante en un trasplante capilar?

La zona donante es la parte del cuero cabelludo que sí es capaz de desarrollar folículos sanos. Nos referimos a esta como la zona donante porque es la parte de la que vamos a extraer las unidades foliculares, con el objetivo de reimplantarlas en las zonas que presentan partes despobladas.

Lo importante en la zona donante es que sea capaz de generar folículos lo suficientemente sanos, es decir, capaces de reproducirse desde el cuero cabelludo. Para determinar la capacidad reproductiva de la zona donante, llevamos a cabo un exhaustivo estudio previo, en el que analizamos la cantidad y la calidad folicular de esta parte del cuero cabelludo.

La parte del cuero cabelludo que suele utilizarse para extraer folículos sanos se encuentra, habitualmente, en la parte posterior de la cabeza. Cuando hablamos de las zonas del cuero cabelludo que sufren una mayor despoblación, habitualmente nos referimos a la parte alta de la cabeza, la coronilla y las entradas, mientras que, en la mayoría de los casos, la parte posterior de la cabeza sí suele generar cabello suficiente durante períodos prolongados.

La extracción folicular desde la zona de crecimiento

Como decimos, la mayoría de los pacientes suelen presentar una parte del cuero cabelludo que es capaz de desarrollar folículos sanos, hasta el punto que pueden ser trasplantados a partes del cuero cabelludo que ya no son capaces de regenerar folículos.

Como decíamos, la parte donante se sitúa en la mayoría de los casos en la parte posterior de la cabeza, esta parte tiene una mayor facilidad para seguir desarrollando un crecimiento folicular fuerte a largo plazo, por tanto, una vez realizado un estudio previo para determinar la calidad del folículo, podemos proceder con la extracción.

Los folículos elegidos se seleccionan de manera aleatoria. El objetivo principal es que la extracción folicular no dañe la densidad de la zona sana, es decir, debemos evitar que la extracción de folículos genere un descenso de la densidad capilar en la parte en la que estamos extrayendo el cabello.

Mediante material especializado, extraemos ciertos folículos de forma mínimamente invasiva, la señal que queda sobre la parte del folículo sobre la que hemos trabajado es un diminuto punto de color rojo. Cada una de las partes sobre las que hemos trabajado será capaz de desarrollar nuevos folículos en pocas semanas, por lo tanto, el cabello se regenera por sí mismo, no causando ningún perjuicio al normal desarrollo capilar.

La selección de los grupos foliculares durante la extracción

En ocasiones, algunos pacientes piensan que la extracción y posterior implante capilar se realizan folículo a folículo, esto no es del todo cierto. Lo que realizamos en la parte donante de la cabeza es extraer unidades foliculares, es decir, grupos foliculares que incluyen una media de 4 pelos, por tanto, serán estos grupos foliculares los que, posteriormente, serán reimplantados en la parte de la cabeza en la que se ha detectado el descenso de densidad capilar.

Ni la extracción ni el posterior implante van a necesitar de sutura ni cortes, y por lo tanto el proceso postoperatorio ofrece una recuperación inmediata, sin complejos tratamientos.

Como ya apuntábamos anteriormente, es importante que un cirujano especializado lleve a cabo el trabajo de selección folicular, debido a que la extracción no debe generar zonas despobladas en la parte del cuero cabelludo en la que hemos extraído los folículos.

En términos generales, uno de los objetivos de la técnica FUE de recuperación capilar es respetar la composición folicular de la parte donante, para que una vez haya finalizado el proceso, esta zona pueda seguir desarrollando folículos sanos como lo ha hecho habitualmente, sin que este proceso pueda haber generado ningún perjuicio, por ejemplo, reduciendo la densidad capilar.

Qué sucede en casos de zonas donantes limitadas

Decíamos que existe una mayoría de casos en los que podemos localizar una zona donante lo suficientemente poblada en la parte posterior de la cabeza, sin embargo, también existen pacientes que presentan una capacidad donante muy limitada, y por tanto, no van a disponer de unidades foliculares lo suficientemente desarrolladas como para realizar un implante.

En este sentido, el estudio previo que se lleva a cabo en el cabello que vamos a utilizar para el reimplante es fundamental, de lo contrario, podemos realizar un implante utilizando unidades foliculares no válidas para un crecimiento posterior.

En cualquier caso, existen alternativas para personas con zonas donantes limitadas. Lo que conocemos como body hair transplant es un proceso mediante el cual seleccionamos folículos de partes del cuerpo no localizadas en el cuero cabelludo y los implantamos en las partes de la cabeza que presentan despoblación. Este proceso suele ofrecer un resultado excepcional, ya que estos folículos, aunque corporales, suelen desarrollarse bien una vez implantados en el cuero cabelludo.

Otra posibilidad es realizar la extracción folicular en varios períodos, de esta forma podemos ayudar a una zona donante limitada a regenerarse. En este caso, tanto la extracción folicular como el implante posterior, se realizan en diferentes períodos, para que la zona donante se desarrolle de nuevo.

Técnica FUE en Castellana Clinic

La técnica FUE en Castellana Clinic es un proceso mediante el cual podemos recuperar el desarrollo folicular de tu cabello de forma permanente. Nuestro objetivo es conseguir un resultado natural, con el que podamos generar un crecimiento regular de tu cabello a largo plazo.

Si tienes alguna duda acerca de la técnica FUE o los resultados que podemos conseguir, contacta con Castellana Clinic y solicita tu primera consulta.

Juan Andrade
Juan Andrade
Licenciado en Medicina con especialidades de Medicina Interna, Cirugía General, Cirugía Estética y Cirugía Capilar, con casi 20 años de experiencia al servicio de la salud.Miembro destacado de la International Society of Hair Restoration Surgery (ISHRS) y el del World FUE Institute, que le avalan y destacan por su profesionalismo y habilidades quirúrgicas, entre la que despunta la más avanzada Técnica FUE que le tiene como un experto de la materia.Académico de Honor de la Ilustre Academia de Ciencias de la Salud Ramón y Cajal; Miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética; y asiduo expositor y participante en Conferencias y Tallares (Workshops) por todo el mundo en Congresos, Universidades, y Encuentros de los más destacados expertos de la especialización de Cirugía Capilar e Implantología.Comprometido, padre y esposo, un incansable trabajador y un apasionado de lo que hace. Trato cercano con el prójimo y muy dedicado a sus pacientes a los que quiere ver felices por sobre todas las cosas.Dr. Andrade

Comments are closed.

WhatsApp