Tratamiento para cabello graso y caída, recupera la salud de tu cabello

Un tratamiento para cabello graso y caída no solo te permite mantener tu cabello sano, además evita que el folículo se dañe y como consecuencia, pierda su capacidad de desarrollo.

Existen muchos tratamientos orientados a cabellos grasos y que empiezan a caerse, evitar la sensación grasa y el aceleramiento de la fase telógena es posible, siempre que se siga un proceso adecuado.

Por qué se produce la sensación de cabello graso

Lo que conocemos como cabello graso suele ser una consecuencia de la dermatitis seborreica. Este tipo de dermatitis se localiza exclusivamente en el cuero cabelludo, atacando la epidermis, la consecuencia es que el folículo no encuentra un espacio adecuado para el crecimiento, ya que se ve atacado por escamas, caspa permanente y otras amenazas, que además son visibles y crean una imagen antiestética.

Por tanto, en cabellos grasos, la principal amenaza es que se crea una capa seborreica sobre el cuero cabelludo, que normalmente provoca la miniaturización del folículo y su posterior caída.

Es muy común que personas que han sufrido dermatitis seborreica durante una fase determinada, pierdan a continuación parte del cabello. Este problema se da tanto en hombres como en mujeres, sin embargo, un tratamiento para cabello graso y caída permite eliminar la dermatitis y recuperar la salud del cabello.

La fase telógena y la renovación del cabello

Lo que conocemos como fase telógena es, en realidad, la última de las fases del folículo, y forma parte de la renovación capilar. De forma resumida, las tres fases por las que pasa el cabello son las siguientes:

  1. Fase anágena: Se trata de la primera etapa, donde se forma la raíz y se desarrolla la fibra capilar.
  2. Fase catágena: Con el cabello totalmente formado, el crecimiento se ralentiza.
  3. Fase telógena: El cabello se cae como consecuencia de la pérdida folicular.

La fase telógena es inevitable, es decir, todo el cabello que forma parte del cuero cabelludo se renueva continuamente. La media de vida de un cabello está en torno a los 5 años, en este tiempo, el folículo se ha desarrollado lo suficiente como para madurar y dejar paso a otro folículo nuevo.

Sin embargo, existen causas que provocan una aceleración de la fase telógena en el cabello, el cabello graso es una de las causas más agresivas para el folículo, y actúa ejerciendo una barrera en la que no solo el folículo sano se debilita, sino que además ,cierra el paso a otros folículos nuevos, que son los que deben comenzar su fase anágena primaria.

Soluciones para cabellos grasos y caída de pelo

La opción habitual cuando detectamos un aumento de grasa en el cabello, se basa en utilizar un champú o loción específica para el cabello. Este tipo de soluciones pueden ser eficaces en casos muy leves, y la aplicación debe ser permanente, para evitar la aparición de dermatitis seborreica.

Si el problema es más grave, o se quiere acabar con él de manera permanente, será preciso optar por otros tratamientos, especialmente si la dermatitis presente en el cuero cabelludo está atacando al folículo.

Es importante que un profesional determine que el paciente presenta un caso de dermatitis seborreica, si se detectan síntomas, será necesario actuar sobre el cuero cabelludo, siempre utilizando productos adecuados y específicos.

El objetivo es aportar una solución que realmente, esté adaptada a las condiciones de la piel del paciente, evitando además dañar el cabello sano. Un especialista capilar te puede ofrecer diferentes soluciones, capaces de limpiar de manera profunda el cuero cabelludo y liberar el espacio necesario para el crecimiento del folículo.

Tratamientos de crecimiento capilar y dermatitis seborreica

Para que un tratamiento de recuperación capilar tenga éxito es imprescindible que el cuero cabelludo esté sano. Una persona que desee someterse a un proceso de reimplante mediante técnica FUE, un tratamiento farmacológico capilar o láser y que padezca un caso de dermatitis en el cuero cabelludo, no podrá mantener los resultados del tratamiento.
en este sentido, es fundamental el trabajo previo al tratamiento. El especialista capilar que va a llevar a cabo y supervisar el tratamiento debe evaluar el estado del cuero cabelludo, y la posibilidad real de conseguir que el folículo se recupere por completo. En casos de dermatitis seborreica, muchos de los folículos están sanos y tienen la posibilidad de reproducirse, ya que todavía no han sufrido un proceso de miniaturización, sin embargo, no se desarrollan debido a la descamación.

Una vez que se ha conseguido eliminar la dermatitis que atacaba al cuero cabelludo, se puede estimular al folículo.

¿Son permanentes los resultados de tratamientos en cabellos grasos?

En la mayoría de los casos, siempre que se detecte la causa y se lleve a cabo un tratamiento adecuado, los resultados si son permanentes, en cualquier caso, existen cabellos que tienden a ser grasos debido a su composición, por tanto, cada cierto tiempo sí pueden generar un principio de sebo que se debe controlar.

Incluso en procesos en los que se ha llevado a cabo un trasplante capilar mediante técnica FUE, estos folículos pueden ser dañados por la dermatitis aparecida en la epidermis del cuero cabelludo. Es importante acudir a un especialista si se observan los primeros síntomas, especialmente en personas que se han sometido recientemente a tratamientos de recuperación capilar.

Castellana Clinic, expertos en injertos capilares

En Castellana Clinic somos expertos en injertos capilares. Mediante la técnica FUE podemos seleccionar los folículos sanos y reimplantarlos en zonas que presentan una despoblación capilar evidente. Como paso previo al implante, se examina a cada paciente, con el objetivo de determinar cuáles han sido las causas que han provocado la miniaturización folicular. En caso de presentar signos de dermatitis seborreica o de otro tipo, llevamos a cabo un tratamiento con el que recuperamos la salud del cuero cabelludo, y liberamos el desarrollo del folículo.

Una vez finalizado el proceso de implantación folicular, llevamos a cabo una serie de evaluaciones con las que aseguramos que el crecimiento del cabello es permanente, en caso necesario, llevamos a cabo un retoque para reforzar las zonas con menor crecimiento tras el injerto.